Cirugía Oral

En el área de Cirugía Oral entregamos un servicio de extracciones de todo tipo, incluyendo terceros molares conocidos como “muelas del juicio”, injertos para poder reponer hueso perdido y permitir la instalación de implantes.

 

Es la especialidad más antigua reconocida dentro de la odontología y se encarga de diagnosticar y tratar quirúrgicamente las enfermedades, traumatismos y defectos de los dientes, boca, maxilares y sus tejidos adyacentes, tanto en el aspecto funcional como estético.

 

El procedimiento más frecuente es la extracción de los terceros molares o del juicio y la cirugía periodontal. En la mayoría de los casos se usa anestesia local y en casos más complicados anestesia general y por ello es necesario que sea un cirujano bucal quien realice los procedimientos.

 

Los cirujanos no sólo hacen extracciones con complicaciones, sino también de los terceros molares, corregir oclusión o mordida, mejorar el tamaño de las encías, instalación de implantes y diagnosticar y tratar un amplio espectro de enfermedades orales. 

 

Las cirugías más habituales que realizan los dentistas  son:

 

Frenectomías: es el procedimiento por el que se elimina una brida o frenillo entre el labio y la encía. Afecta a la posición dentaria, protésica o labial.

 

Drenaje de abcesos gingivales o periodontales: se realiza una incisión para facilitar la salida de contenido de gérmenes y sustancias nocivas que pueda haber en el tejido, mejorando así la oxigenación y favoreciendo su limpieza.

 

Apicectomías: extirpaciones quirúrgicas de la raíz de la pieza dental y de los tejidos adyacentes que estén afectado. 

 

Cirugías preprotéticas: este tipo de cirugía son las que preparan los tejidos duros y blandos (hueso y encía) para la instalación adecuada y duradera de las prótesis dentales. Dentro de este tipo de cirugías se incluyen las necesarias para los tratamientos qirúrgicos que conllevan las ortodoncias. 

 

Cirugía de implantes: este tipo de cirugía va desde la extracción dentaria hasta la instalación de los implantes de titanio base de la posterior reconstrucción dentaria. 

 

Colgajo gingival:  si las bolsas o sacos periodontales, resultado de la proliferación avanzada de gérmenes en el surco que hay entre diente y encía, tienen más de 5 milímetros de profundidad, el especialista debe realizar este procedimiento para eliminarlas.

 

La mayoría de los pacientes diagnosticados con periodontitis moderada o avanzada pasa por esta intervención. El dentista corta el tejido gingival para separarlo del diente, hace una limpieza general con ultrasonido y manualmente removiendo el tártaro, placa bacteriana y tejido inflamatorio debajo de  los sacos.

 

Gingivectomía.- Este proceso se efectúa para remover el exceso de tejido gingival y proporcionar una mejor higiene de los dientes. Esto bajo anestesia local. 

 

Gingivoplastía: se usa para remodelar el tejido gingival saludable alrededor de los dientes y mejorar su apariencia. Si el paciente presenta una recesión gingival (encía bajo el nivel normal) se puede realizar una gingivoplastía o también un injerto. 

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS