Implantología

La Implantología reemplaza piezas dentales perdidas mediante la instalación quirúrgica de un tornillo de titanio con forma de raíz dentaria en el maxilar.

 

Su objetivo es reemplazar piezas dentales perdidas mediante la instalación quirúrgica de un tornillo de titanio con forma de raíz dentaria en el maxilar superior o inferior. Esto permite la unión de este material que es biocompatible entre en una estrecha unión con el hueso , proceso que se llama Oseointegración.

 

La Implantología Dental de estos días se inicia a partir de los conceptos desarrollados por el doctor sueco Per-Ingvar Branemark en 1981 , donde se han revolucionado los principios biológicos de la oseointegración. Actualmente, el uso de los implantes dentales oseointegrados es una muy buena solución para reemplazar los dientes perdidos y que permiten reemplazar las otras soluciones dentarias como prótesis removibles ( con o sin ganchos ) o puentes fijos

 

Un paciente que ha perdido la pérdida de piezas dentarias las otras complicaciones que de ella se deriven como desarmonías entre la relación de los dientes, pérdida de la dimensión entre dientes superiores e inferiores o trastornos en la articulación

 

Actualmente la implantología es una rama de la odontología en constante evolución que cada vez presenta técnicas más rápidas y poco invasivas

 

La instalación de un implante conlleva varias etapas:

1.- Examen del paciente por parte del profesional, quien elabora una ficha clínica haciendo anamnesis, que significa consultar al paciente sobre su estado de salud actual y pasado, como tabaquismo, diabetes, hipertensión, toma de medicamentos, etc.

 

2.- Se solicita un examen radiológico, generalmente un scanner llamado Cone Beam, con el objeto de conocer la altura y ancho del hueso más su relación con las estructuras vecinas. Ello permite instalar el implante en el lugar adecuado.

 

Para mayor seguridad en la colocación del implante, es recomendable tomar una impresión y sobre el modelo obtenido realizar un estampado con un material termomoldeable y en el señalar los puntos con un material que sea radiopaco, es decir, que se note blanco en la radiografía y ponerlo en la boca mientras se hace el examen. Así se obtendrá el punto exacto donde irán el o los implantes. Este mismo aparato, previamente esterilizado puede ser usado durante la intervención como GUIA QUIRURGICA.

 

3.- Solicitar exámenes de laboratorio en caso de ser necesarios.

 

5.- Premedicación para instalación del implante bajo techo de antibióticos , antinflamatorios y analgésicos, aunque la cirugía de implantes es poco dolorosa.

6.- Instalación del implante, que es una cirugía poco invasiva. Se hace bajo anestesia.

 

7.- Control de la cirugía al día siguiente y a los ocho días si es que es necesario retirar puntos o suturas.

 

8.- Conexión del implante con el medio bucal, que se hace a los 4 meses en el maxilar inferior y a los 6 meses en el maxilar superior.

 

9.- Una vez conectado el implante se determina la rehabilitación dependiendo si es un implante unitario, varios implantes o implantes que van a servir como retención de una prótesis o sobre dentadura, esto se hace con más frecuencia en el maxilar inferior donde el hueso remanente es muy escaso lo que en la mayoría de los casos la prótesis total inferior tiene poco éxito.

 
 

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS