Óxido Nitroso: El Gas de la Risa - Clínica Odontológica Everest Clínica Odontológica EverestÓxido Nitroso: El Gas de la Risa - Clínica Odontológica Everest Óxido Nitroso: El Gas de la Risa - Clínica Odontológica Everest

Noticias

Óxido Nitroso: El Gas de la Risa

Desde el año 2013 Clínicas Odontológicas Everest cuenta con una anestesia de última tecnología para procedimientos largos.

 

Este consiste en la aplicación de óxido nitroso, el cual es conocido como “el gas de la risa”.

 

Se ocupa especialmente en pacientes que tienen miedo al dentista o también en procedimientos largos, en donde las personas se sienten más tranquilas y cómodas. Consiste en una sedación “consciente”, esto significa que la persona en todo momento se encuentra despierta y es capaz de seguir instrucciones si el especialista lo solicita.

 

El Óxido nitroso, desde su descubrimiento hace más de 150 años, se ha utilizado para entregar alivio del dolor y a la ansiedad a pacientes que son sometidos a intervenciones quirúrgicas.

 

En Chile este gas es utilizado desde el año 1900 por odontólogos europeos que trajeron estos equipos. Las escuelas de Dentistas comenzaron a enseñar los conceptos de gas inhalatorio a finales de la década de los 50 y a principios de los 60. La tendencia siguió en otras disciplinas. En Gran Bretaña comenzaron a utilizar el Óxido Nitroso en medicina de emergencia y para el trabajo de parto.

 

Muchas otras profesiones de la salud han comenzado a utilizar la anestesia con este gas como una modalidad del tratamiento para procedimientos que no requieren de anestesia general.

 

En 1980 la Sociedad de Anestesiología de Chile acepta su uso en Odontología, sin embargo sólo un reducido grupo ha mantenido su uso en los últimos 30 años.

 

La aplicación de este gas es realizado por Odontólogos o Enfermeras que han realizado un curso para ello. Se aplica por una persona distinta al médico tratante, con el objetivo de tener al paciente constantemente monitorizado, a través de tomas de presión continuas y supervisión de la oxigenación. Se administra por vía respiratoria mediante una mascarilla que cubre exclusivamente la nariz, por lo que deja descubierta la boca para que el dentista pueda trabajar libremente. Luego de 5 minutos el paciente comienza a sentir una sensación especialmente de relajo.

 

La particularidad de este gas es que es fácil de controlar, se elimina inmediatamente al interrumpir su aplicación, otorga una rápida recuperación y prácticamente no tiene contraindicaciones o son muy escasas.

Puede ser ocupado por personas hipertensas y diabéticas y se ocupa a partir de los 7 años.

 

Clínica Odontológica Everest, especialistas en:

OrtodonciaEndodonciaImplantologíaPeriodonciaImplantologíaCirugía MaxilofacialOdontopediatría

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS