Prótesis Removible - Clínica Odontológica Everest Clínica Odontológica EverestPrótesis Removible - Clínica Odontológica Everest Prótesis Removible - Clínica Odontológica Everest

Noticias

Prótesis Removible

Las Prótesis Removible son sustitutos artificiales de la raíz de los dientes que se colocan en el interior del hueso para reemplazar las piezas ausentes.

 

Una vez puestos, se fija sobre ellos un nuevo diente o prótesis.

 

Cuando se produce la pérdida de una o varias piezas dentarias también se va perdiendo paulatinamente hueso (soporte óseo) y ello se acelera con la presión que provocan, por ejemplo, la prótesis removible que suelen llevar muchas personas. Por fortuna para ellos, existen mucha otras soluciones de garantía cuando faltan una o varias piezas dentales: los implantes.

 

Estos implantes suelen estar fabricados en titanio, material altamente biocompatible y de amplio uso en diversas áreas médicas como traumatología. Esta alta biocompatibilidad ofrece una seguridad máxima en el tratamiento y la principal ventaja es que permiten reponer uno o varios dientes de manera independiente, es decir, sin tener que rebajar los dientes vecinos. Además permiten mantener el hueso en la zona donde faltan los dientes, al tener una nueva raíz. El porcentaje de éxito es mayor al 97% de los casos.

 

Gracias a las nuevas tecnologías, este tratamiento es muy rápido y eficaz. En la actualidad, las mejores clínicas los realizan con cirugía asistida por ordenador.

 

El paciente es primero sometido a un estudio radiográfico mediante un escáner oral que permite obtener una imagen en tres dimensiones de su maxilar. Al introducir los datos de este estudio en el ordenador, y gracias a los programas informáticos de navegación, se generan reconstrucciones de dos y tres dimensiones de la boca del paciente.

 

En ese momento se puede simular la operación, permitiendo así a los expertos colocar los implantes en la posición óptima para conseguir una estética y función perfectas. En muchos casos una cuidadosa planificación permite colocar los implantes en el mismo acto en el que se extraen los dientes, utilizando el propio alveolo del diente y evitando la necesidad de abrir la encía.

 

Esto conlleva una cirugía mínimamente invasiva, sin tener que levantar la encía ni dar puntos. Además, el posoperatorio tras este tratamiento es comodísimo, ya que las posibles molestias del paciente se ven muy reducidas con un manejo cuidadoso de los tejidos, sólo el acceso para colocar los implantes.

 

Clínica Odontológica Everest, especialistas en:

OrtodonciaEndodonciaImplantologíaPeriodonciaImplantologíaCirugía MaxilofacialOdontepiatría

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS