Odontopediatría

La Odontopediatría es la especialidad odontólogica que se dedica a la atención de Niños. Las técnicas preventivas ayudarán a que el niño crezca sin caries. Se recomienda que la primera atención se haga a los dos años, ya que a esa edad están los dientes y las muelas en la boca. Las técnicas preventivas que existen actualmente ayudarán a que el niño crezca sano y nunca tenga caries.

En la Odontopediatría existen 2 terapias preventivas:

1. Barniz de flúor cada 6 meses
2. Sellantes en molares

 

El barniz de flúor se adhiere al diente y permite mayor fortaleza ante el ataque de caries. Los sellantes son una resina fluida que se ubica en los surcos de los molares y los dejan planos para no acumular placa bacteriana, sin embargo, deben ser usados cuando el niño ya tenga capacidad de mantener su boca abierta por un buen espacio de tiempo. A los 6 años brota el primer molar permanente detrás de todos los de leche y este debe ser sellado, pues se mantendrá para el resto de la vida.

 

Las caries que aparecen antes de los 6 años son llamadas caries temprana de la infancia, en su mayoría provocadas por alimentos nocturnos como mamaderas con jugos o leches. Lo ideal es cepillar los dientes en la noche a partir del primer dientecito y evitar mamaderas nocturnas a partir de del año y medio. Es tarea de los padres lavar los dientes al niño en la noche hasta los 6 o 7 años esperando que adquiera la motricidad fina para hacerlo solito.

 

Si al diagnosticar al niño, encontramos que ya tiene caries, es preciso tratarlas.

Cuando las caries son pequeñas se pueden realizar restauraciones a-traumáticas con un material especial llamado Ionómero. Si son más profundas será necesario realizar tratamiento de conducto o extracción de aquellos dientes. Cuando aparecen estas caries muy agresivas antes de los seis años, muchas veces es necesario sedar al niño o tratarlo con anestesia general por la gravedad de la situación y falta de tolerancia debido a su edad prematura o comportamiento.

 

Lo ideal es no llegar a este extremo, pues las muelitas de los niños se cambian a los 11 y 12 años por lo tanto mantienen los espacios por mucho tiempo y son importantes en su desarrollo por varios motivos como por ejemplo crecimiento oseo, alimentación y autoestima.

 

En cuanto al uso del chupete o dedo es un mal hábito que si sobrepasa los dos años y medio nos provoca deformación ósea y muchas veces dificultades futuras en la fonación.

 

La recomendación es visitar al Odontopediatra a partir de los dos años de edad cada 6 meses y ayudar a nuestros niños a tener unos dientes sanos.

 
 

La odontopediatría es una especialidad de odontología que se preocupa de la salud bucal de...
ver más...
Las colaciones que ingieren los niños en el colegio son muy importantes, ya que forman...
ver más...
Las clases extraescolares, la preocupación por acceder a la mejor educación, la aceleración del aprendizaje…...
ver más...

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS