Periodoncia

Periodoncia es la especialidad de la odontología que previene, diagnóstica y cura las enfermedades en los tejidos que soportan de los dientes.

 

Encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar y hoy con el avenimiento de la implantología también es la encargada de la prevención y tratamiento de las enfermedades periimplantares como la periimplantitis.

 

El término periodoncia abarca todo lo relacionado con el tratamiento de las enfermedades periodontales, es decir, aquellas que se producen por la acumulación de placa bacteriana y sarro a nivel del cuello de los dientes, la línea de la encía ( gingivitis) y por debajo de esta última ( periodontitis).

 

El tratamiento de la gingivitis consiste en la realización de una limpieza de los dientes para eliminar los depósitos de tártaro y placa bacteriana, a la vez instruir al paciente a fin de efectuar controles periódicos para mantener en buen estado su salud bucal. De no ser así , estas afecciones progresan transformándose en una etapa más avanzada en periodontitis debido a la acumulación de placa bacteriana y tártaro, formando bolsas o sacos periodontales que dañan la raíz del diente, hueso y las estructuras de soporte.

 

Si estas afecciones no son tratadas a tiempo puede ocasionar la movilidad dentaria y a la larga la perdida de los dientes. El hueso perdido no se recupera pero sí se puede detener el avance.

 

La progresión de la enfermedad periodontal es lenta y tiene períodos de exacerbación y remisión; pero puede llegar a fases irreversibles.

 

Signos y síntomas:

Mal aliento que no desaparece con el cepillado
Encías rojas o hinchadas
Encías sensibles y de fácil sangramiento ( las encías sanas no sangran )
Dolor en los dientes en la masticación
Movilidad dental ( en etapas más avanzadas )
Hipersensibilidad
Encías separadas del diente
Formación de sarro, cálculo dentario o tártaro

Las bacterias de la boca se acumulan alrededor del diente inflamando el tejido circundante; cuando estas permanecen demasiado tiempo en el lugar, forman una película que se llama placa bacteriana y con el tiempo se va endureciendo formando el tártaro, sarro o cálculo dentario. Este sarro puede extenderse por debajo de las encías lo que hace difícil retirar con el cepillo de dientes; sólo el dentista puede eliminar el sarro y detener el proceso de enfermedad periodontal.

 

En las fases iniciales de la enfermedad el tratamiento es el curetaje, que consiste en raspar y alisar la raíz del diente eliminando así los cálculos dentarios (sarro), placa bacteriana y sacos periodontales.

 

En casos en que la enfermedad esté más avanzada, es necesario realizar cirugía periodontal y en algunos casos técnicas para regenerar el hueso perdido.

 

Una vez dado de alta el paciente, es necesario que se haga un control cada tres o seis meses a fin que el especialista revise cada pieza dentaria, evalúe el estado de la higiene y realice una profilaxis oral.

 

La mejor manera de prevenir la enfermedad periodontal es una correcta técnica de cepillado, uso de seda dental, cepillos interdentarios y colutorios antisépticos a fin de controlar la proliferación de bacterias en la cavidad oral.

 

Hay diversos factores de riesgo que harán tener más posibilidades de tener enfermedad periodontal tales como:

-Tabaquismo
-Diabetes no compensada
-Mala higiene bucal
-Mal posición dentaria
-Factores genéticos
-Sequedad bucal por enfermedad autoinmune
-Cambios hormonales como el embarazo
-Restauraciones defectuosas o prótesis fijas mal ajustadas

Es necesario reiterar lo importante de la prevención en las enfermedades de las encías

 
 

¿Qué es el blanqueamiento dental? El blanqueamiento dental es un tratamiento estético que logra aclarar en varios tonos...
ver más...
La Primavera es la estación ideal para realizar actividades que te ayudarán a mantener tus dientes...
ver más...
¿Qué es la periodontitis? La periodontitis es una de las principales causas de pérdida de...
ver más...

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS