Cirugía Dental

La cirugía dental se encarga de extraer todo tipo de dientes y muelas, incluidas las muelas del juicio, que se encuentran en mal estado en boca o que por alguna indicación específica deben ser extraídos.

 

¿Qué es la cirugía dental?

La cirugía dental es la especialidad que se encarga de diagnosticar y tratar quirúrgicamente las enfermedades, traumatismos y defectos de los dientes, boca, maxilares y sus tejidos adyacentes, tanto en el aspecto funcional como estético. Así como también, es el área a cargo de extraer todo tipo de dientes y muelas, que se encuentren en mal estado o que por alguna indicación específica deben ser extraídos, como por ejemplo, para tener espacio para comenzar un tratamiento de ortodoncia.

Los procedimientos más frecuentes son la extracción de los terceros molares, más conocidos como muelas del juicio y la cirugía periodontal. En la mayoría de los casos se usa anestesia local y en casos más complicados anestesia general, es por esto que es necesario que sea un cirujano bucal quien realice los procedimientos.

Otros de los procedimientos que realizan los cirujanos dentales orales son: corregir la mordida u oclusión, mejorar el tamaño de las encías, instalación de implantes, además de diagnosticar y tratar un amplio espectro de enfermedades orales.

Cirugía bucal: Tipos de procedimientos

  • Frenectomías: Cirugía dental que extirpa el frenillo ubicado entre el labio y la encía. Se realiza cuando afecta a la posición dentaria, protésica o la movilidad labial. 
  • Drenaje de abscesos gingivales o periodontales: Se realiza una incisión para facilitar la salida de contenido de gérmenes y sustancias nocivas que pueda haber en el tejido, mejorando así la oxigenación y favoreciendo su limpieza.
  • Apicectomías: Es una cirugía que se realiza para eliminar una infección dental que esté afectando a la raíz y a los tejidos adyacentes. 
  • Cirugías pre protésicas: Este tipo de cirugía dental es la que prepara el  hueso y la encía (tejidos duros y blandos) para la instalación adecuada y duradera de las prótesis dentales.

Dentro de este tipo de cirugías se incluyen las necesarias para los tratamientos quirúrgicos que conllevan las ortodoncias. 

  1. Cirugía de implantes: Este tipo de cirugía dental consiste en extraer un diente dañado e instalar un implante de titanio en la raíz y finalmente fijar un diente artificial, el que tiene un aspecto y función completamente natural. Cabe mencionar que el área de rehabilitación oral es la que se encarga de devolver la armonía oclusal y función estética de las piezas dentales mediante la instalación de estos implantes.
  2. Colgajo gingival: Procedimiento que se realiza a quienes tienen periodontitis avanzada. Tiene como objetivo reducir las bolsas periodontales, y se realiza mediante la extracción del tejido enfermo, para luego poder realizar una limpieza exhaustiva y eliminar las áreas donde crecen las bacterias.
  3. Gingivectomía: Procedimiento que se realiza para remover el tejido gingival, ya sea para tratar la enfermedad de las encías (reduciendo las bolsas periodontales), o bien para aumentar el ancho o altura de un diente. Se realiza bajo anestesia local para prevenir malestares.
  4. Gingivoplastía: Procedimiento estético que mejora el contorno de las encías a quienes tienen exceso de tejido gingival, este problema es más conocido como sonrisa gingival y se realiza con anestesia local.

 

 
¿Por qué podrías necesitar una Extracción Dental?
 

Crecimiento de Muelas del Juicio que presionan los demás dientes por falta de espacio.

Necesidad de espacio al realizar tratamiento de brackets o frenillos (Ortodoncia)

Fractura o dolor en un diente o muela muy fuerte que no se puede salvar con ningún tratamiento.

Diferencia entre cirugía y extracción dental

Las muelas del juicio o terceros molares suelen causar problemas al crecer, debido a que como son los últimos en aparecer, no queda mucho espacio para ellas y puede causar dolor al quedar retenidas dentro del hueso o creciendo en una posición inadecuada. Es por esta razón que los dentistas siempre sugieren eliminarlas, ya sea mediante una extracción dental o cirugía dental.

  • Extracción dental: Estas muelas pueden extraerse de forma simple con anestesia local y sin cortar la encía, en el caso de que ya estén completamente erupcionadas pero estén causando problemas en el paciente para limpiarlas correctamente debido a su lejanía o estén constantemente produciendo caries.
  • Cirugía: En el caso de que el crecimiento de la muela haya quedado detenido por poco espacio y esté dentro de la encía o parcialmente erupcionada, el paciente estará experimentando mucho dolor, por lo que será necesaria una cirugía dental para removerla correctamente. El cirujano maxilofacial deberá realizar cortes y suturas para remover por completo la pieza dental.

¿Qué es la cirugía bucal?

La cirugía dental y bucal son básicamente lo mismo, es decir que se refieren a los procedimientos quirúrgicos que se realizan por problemas y enfermedades dentales, devolviendo el aspecto funcional y estético.

Es pertinente mencionar que luego de que el paciente se someta a una de estas cirugías, es normal que experimente algunos malestares en la zona tratada.

  • Sangrados: Durante las primeras horas posteriores a la cirugía, es perfectamente normal que el paciente sangre, ante esto lo más recomendable es controlarlo haciendo presión con una gasa en la zona tratada por algunas horas. Sin embargo, en el caso que no se detenga, debe consultar a su dentista lo antes posible. 
  • Dolores: Después que se acaba el efecto de la anestesia, es muy normal que comiencen los dolores y malestares. Lo normal es que los niveles más altos de dolor se experimenten durante las primeras 48 horas después de la cirugía. No obstante, tampoco es anormal sentir un poco de dolor durante los 3 días posteriores, y para ello el cirujano le habrá recetado algún analgésico.
  • Hinchazón: Es normal que durante las primeras 24 horas posteriores a la cirugía dental, el paciente tenga hinchazón facial, la que inclusive puede durar una semana. Asimismo pueden aparecer algunos hematomas que pueden durar hasta por 10 días. Lo mejor para controlar la hinchazón es aplicar una bolsa con hielos en el área inflamada desde el primer día, alternando durante 10 minutos durante las primeras 24 horas. 

 

En clínica Everest contamos con especialidades como cirugía maxilofacial, dental, implantología, periodoncia, endodoncia, trastornos temporomandibulares, entre otros a cargo de profesionales de excelencia y equipos de alta tecnología que brindan el mejor cuidado a todos nuestros pacientes, haciendo que vivan una experiencia óptima y con los mejores resultados. 

Acércate a cualquiera de nuestras sucursales a pedir una hora. No esperes más, y atrévete a sonreirle a la vida, porque en clínica Everest estamos para cuidarte.

¡Reserva o dudas aquí!

Contenidos