Radiografías Dentales

La especialidad de radiografías dentales se encarga de la toma de imágenes dentales y oseas, siendo un importante complemento al diagnóstico de cada paciente, a través de equipos de alta tecnología.

 

Radiografías dentales

Las radiografías dentales son una herramienta muy útil como complemento para el diagnóstico de las lesiones de la cavidad oral, ya sean caries o de las estructuras óseas. Es una técnica de diagnóstico fundamental para el dentista ya que permite una detección rápida y eficaz de los posibles problemas que el paciente pueda tener en boca, evitando así retrasos innecesarios en el diagnóstico y tratamiento.

Placas radiográficas dentales

Las placas radiográficas dentales consisten en la imagen de una zona que se desea estudiar, mediante una fuente emisora de rayos X y una placa radiográfica que el técnico ubicará en el lugar que se desea examinar. Estas placas son reutilizables, flexibles y de fácil adaptación a cualquier parte de la boca.
Existen distintos tipos y técnicas dependiendo de lo que el profesional necesite evaluar en su momento.

Tipos de radiografías dentales

No todas las radiografías dentales sirven para lo mismo, es por ello que existen distintos tipos dependiendo de lo que necesite el profesional dental para tener todas las herramientas para sanar a sus pacientes.

1.- Radiografía retroalveolar

Esta radiografía es también llamada periapical y es muy útil para enfocarse en una zona determinada, porque permite evaluar en detalle el estado de dos o tres piezas dentarias. Gracias a ella, el profesional dental podrá tener una idea efectiva de la situación global del diente, en especial con respecto al periápice o punta de la raíz del diente que es donde se visualizan las primeras lesiones óseas.

2.- Radiografía panorámica dental

Dentro de las radiografías dentales, podemos encontrar la panorámica, que también es conocida como ortopantomografía y consiste en la realización de una radiografía general de la boca con un aparato de rayos especiales llamado ortopantomógrafo. Sirve para detectar posibles estructuras ocultas, como por ejemplo la posición de los terceros molares que pueden estar retenidos, impactados o incluidos, quistes y tumores.

3- Radiografías para estudio de implantes

Para realizar implantes dentales, en primer lugar es necesario que el paciente se someta a exámenes para que el odontólogo especialista en implantología pueda conocer a la perfección el estado del hueso y poder actuar de manera personalizada con su paciente. Las radiografías dentales necesarias para estos casos, es un TAC dental o tomografía axial computerizada, que consiste en una máquina de rayos X que muestra imágenes en tres dimensiones de todos los dientes y huesos maxilares. Gracias a ella, el profesional dental contará con todas las herramientas para planificar minuciosamente el tratamiento antes de realizarlo, lo que resulta muy útil al momento de la colocación de implantes, porque “Permite el estudio de la estructura ósea para determinar la posición exacta en la que se va a colocar el implante en el hueso. Además, permite ver el estado de la raíz dental”, asegura el sitio español Topdoctors.

Otros tipos de radiografías

Existen otros tipos de radiografías. Estas son:

  • Radiografía bite wing o interproximal de aleta mordida:

Es una radiografía dental que se toma mientras el paciente está con la boca cerrada y muerde una aleta que trae la película, esta permite visualizar caries en la zona de premolares y molares. Los dentistas recomiendan tomarse esta radiografía por lo menos una vez al año en  el control de sus dientes.

  • Radiografía lateral

Es la menos utilizada dentro de las radiografías dentales debido a la especificidad de su función, pues sirve  para evaluar la relación entre maxilares y el cráneo, al igual que posibles desviaciones en la oclusión.

  • Telerradiografía

Es una radiografía de la cara del paciente tomada a una mayor distancia que lo habitual, es decir que el paciente se debe ubicar a 2 metros de la placa, para evitar que la imagen se vea distorsionada por las estructuras óseas del cráneo. De esta manera, se pueden obtener imágenes muy nítidas de los huesos de la cara y de los dientes del paciente. Estas radiografías dentales pueden ser laterales o de perfil, siendo éstas últimas las de mayor uso en odontología y permiten diagnosticar, determinar el plan de tratamiento, e incluso el pronóstico de sus pacientes.

  • Telerradiografía lateral o cefalometrías 

Son parte fundamental de los estudios de ortodoncia, porque permiten medir los ángulos y proporciones de los huesos de la cara de los pacientes, y a partir de ellas, realizar estudios cefalométricos, los que tienen como objetivo: conocer la relación entre maxilar superior e inferior y la de ellos, con el resto de los huesos del cráneo; así como también la posición de los dientes en los huesos, muy importantes a la hora de planificar un tratamiento de ortodoncia. 

Existen dos estándares para la realización de estos estudios de radiografías dentales: el de Ricketts y el de Steiner y los ortodoncistas pueden escoger uno u otro dependiendo de cada caso. Con estos datos cefalométricos, los ortodoncistas obtienen valiosa información para determinar el plan a seguir y junto con los demás componentes de un estudio de ortodoncia (estudio fotográfico, modelos y las radiografías panorámicas dentales u ortopantomografía) son un método auxiliar para diagnosticar problemas de oclusión y malformaciones craneofaciales. Es preciso mencionar que, como toda prueba radiológica, las telerradiografías no son recomendables para mujeres embarazadas porque los rayos X pueden dañar al bebé.

En Clínica Everest contamos con 14 especialidades dentales que nos permiten brindar un servicio completo a las necesidades de todos nuestros pacientes, con profesionales de excelencia expertos en sus áreas y equipos de alta tecnología que ayudarán a devolverle la sonrisa a tu rostro. Confía en nosotros, porque en Clínica Everest estamos para cuidarte.

¡Reserva o dudas aquí!

Contenidos