Rehabilitación oral

La rehabilitación oral se encarga de devolver la estética y funcionalidad a los dientes de las personas mediante coronas, carillas, incrustaciones, prótesis removibles, puentes y coronas sobre implantes.

¿Qué es la rehabilitación oral?

La rehabilitación oral es la especialidad de la odontología que se encarga de la restauración dental a personas que han perdido sus piezas dentarias, ya sea por caries, traumatismos, fracturas o por enfermedades periodontales mediante la instalación de prótesis. Así como también, devuelve la armonía oclusal, es decir que corrige la mordida y la función estética oral.

Actualmente, con el avance de la odontología ya es posible solucionar estos problemas dentales rehabilitando con prótesis fijas, evitando las antiguas prótesis removibles que por lo general eran bastante incómodas para los pacientes.

Diagnóstico en rehabilitación oral

En la primera consulta con el especialista en rehabilitación oral, se hará un diagnóstico general de la situación, para luego proceder a la realización del tratamiento más adecuado para el paciente.

Existen tres tipos de tratamientos para la rehabilitación de piezas dentales o para la ausencia de ellas, estas son: las incrustaciones, coronas e implantes, las que serán descritas en profundidad a continuación.

1- Incrustaciones: El tratamiento de incrustaciones consiste en reconstruir la anatomía perdida de una pieza dentaria, tomando una impresión de la cavidad que se va a restaurar, con un molde en yeso para poder trabajarla (también se puede hacer de metal, resina o zirconio) Posteriormente, esta incrustación se cementa en la cavidad de la pieza dentaria.

Es preciso mencionar que no todos los pacientes son aptos para realizar este procedimiento, pues “La realización de una incrustación dental solo es posible si se cumplen una serie de condiciones. Los dientes deben tener una forma normal y mantener su capacidad de retención y soporte, con una longitud de la corona adecuada. El paciente debe tener un bajo índice de caries y, en el caso de que sea portador de prótesis individuales, se podrán realizar en los dientes que actúan como retenedores de la misma.

Por el contrario, no se podrán utilizar las incrustaciones cuando la pieza dental haya sufrido restauraciones previas importantes, tengan una forma anómala o actúen como retenedores de una prótesis fija de gran amplitud (varios dientes)”. Asegura el sitio Sanitas.es.

2- Coronas: El tratamiento de coronas dentales sirve para reconstruir la parte del diente que se ha perdido y modificar su apariencia. El proceso consiste en adherir postes de fibra en el conducto a un diente sano, luego se talla un muñón de resina y encima se confecciona la funda o corona, la que puede ser de porcelana sobre metal, de porcelana sola, de resina, de cerec o de zirconio.

Si bien las coronas pueden ser una solución definitiva, tampoco son eternas y su duración puede variar entre 15 a 25 años, dependiendo del cuidado que le dé el paciente; es decir, que si mantiene el área de las encías siempre libre de bacterias, mediante el lavado frecuente con cepillo, hilo dental, irrigador dental y enjuague bucal, puede tener una mejor conservación en el tiempo.

¿Por qué podrías necesitar Rehabilitación Oral?

Cuando un diente o molar (coloquialmente muela):

Necesita ser rehabilitado por una corona de porcelana, luego de un implante dental.

Se encuentra ausente dentro de la boca.

Necesita una corona definitiva, ya que se encuentra muy debilitado luego de un tratamiento de conducto.

Necesita un tratamiento estético más definitivo.

Necesita un tratamiento más grande que una tapadura, por alguna caries muy extensa o fractura.

3- Implantes: El tratamiento de implantes consiste en realizar una rehabilitación oral en las zonas donde se ha perdido y no hay pieza dentaria, mediante la instalación de un perno de titanio directamente al hueso (este proceso es llamado osteointegración) lo que es de gran ayuda para que el implante forme una base sólida en los dientes reemplazados. El proceso completo puede tardar varios meses, dependiendo de la ubicación donde se encuentre la pieza dental, todo dependerá de la opinión del profesional dental en cada caso particular.

Para tratar la zona del maxilar superior, son necesarios seis meses para que el implante quede completamente adherido, porque el hueso es más esponjoso y necesita más tiempo para integrarse con el titanio; y en el caso del área opuesta -maxilar inferior- se requieren cuatro meses, ya que el hueso es más compacto.

Cuando el odontólogo se haya asegurado de que el implante se haya adherido completamente con las estructuras circundantes de forma segura, instalará un conector en la parte superior del implante para unir el diente reemplazado al implante. Finalmente, se colocará el implante, el que es hecho a mano y completamente personalizado para cada paciente para que calce perfectamente en la dentadura.

Cabe mencionar que antiguamente, la solución ante este tipo de problemas dentales, era una dentadura postiza completa y removible, no obstante hoy la tecnología ha avanzado a tal nivel que ya no son necesarias estas incómodas prótesis de antaño, sino que el paciente puede rehabilitar su pieza dental individualmente mediante incrustaciones, coronas o implantes.

Rehabilitación dental estética

Cuando un paciente se realiza un tratamiento de rehabilitación dental estética, podrá tener ventajas como por ejemplo: La recuperación completa de la pieza dental, podrá tener una mordida firme como si fuera un diente natural; además de adquirir mayor confianza en su aspecto estético, porque tener una dentadura sana aumenta la autoestima de cualquier persona.

Es necesario destacar que las técnicas de rehabilitación oral son una excelente solución a largo plazo para problemas de ausencias dentales, porque minimiza el riesgo de deterioro óseo, no afecta la estructura ni apariencia facial y por sobre todo, restaura a la perfección la capacidad de masticar y morder.

Rehabilitación oral y estética dental

Luego de una intervención de cirugía dental, es muy importante que el paciente lleve una dieta blanda por algunos días para que la recuperación sea más efectiva y se eviten dolores o malestares (la cantidad de días dependerá del tipo de procedimiento al que se haya sometido) Asimismo, el paciente no debe descuidar su higiene bucal, limpiando sus dientes correctamente después de cada comida y asistiendo a controles dentales periódicamente para asegurar el éxito del tratamiento y lograr tener una dentadura completamente saludable.

En Clínica Everest contamos con profesionales expertos en el área de rehabilitación oral que realizan tratamientos efectivos dedicados a cada paciente, brindando confianza y soluciones efectivas que les permitirán devolver la sonrisa que tanto anhelan. 

En nuestra clínica odontológica contamos con especialidades dentales como periodoncia, endodoncia, ortodoncia, cirugía bucal o maxilofacial, implantología y rehabilitación oral, además de equipos de alta tecnología para brindar el mejor cuidado y experiencia dental, porque en Clínica Everest estamos para cuidarte.

¡Reserva o dudas aquí!

Contenidos