fbpx Flúor en el agua potable | Clínica Odontológica Everest

Noticias

Flúor en el agua potable: ¿un efecto nocivo para la salud?

En Europa continental-occidental el 99% de los países ha rechazado, prohibido o dejado la fluoración de sus suministros de agua, ya que lo consideran como una sustancia tóxica, innecesaria y perjudicial para la salud, es decir, descartan una mayor ventaja para los ciudadanos el contenido de flúor en el agua. En Chile la cobertura nacional de agua potable fluorada alcanza cerca de un 83%.

Las fuentes de exposición e ingestión de fluoruro son, principalmente: agua potable fluorada, pastas, barnices y otros productos dentales, té, pescados, mariscos, sal y alimentos infantiles. Veamos cuáles son los efectos nocivos para la salud y la razón de su uno en el agua que llega nuestros hogares.

Consecuencias del exceso de flúor en el agua

Estudios epidemiológicos arrojan que el exceso de flúor en el agua puede llegar a ser dañino y producir enfermedades como cáncer, problemas de tiroides, enfermedades renales, obesidad y artritis, entre otras. 

Los efectos de la ingesta de fluoruros imponen riesgos de diversas enfermedades en el sistema osteo-esquelético, neurológico, endocrino y en la piel. La fluorosis dental y del esqueleto, son signos de ingesta crónica y excesiva de fluoruros.

La fluoración del agua potable en Chile obliga a los ciudadanos al consumo, involuntario, de un químico que no, necesariamente, requieren. Por décadas, la mayoría de la población chilena ha sido sobreexpuesta a este elemento, potencialmente no inocuo para la salud.

La exposición crónica al fluoruro del agua puede afectar al neurodesarrollo de los niños y su coeficiente intelectual. El flúor produce daños en la glándula pineal puesto que se acumula en ella, produciendo una reducción de la melatonina, que es una hormona que producimos durante el sueño y que tiene efectos anticancerígenos.

La fluoración del agua potable no impacta, significativamente, en la prevención de caries. Pues su eficacia es más bien, por efecto tópico y no sistémico, como demostraron países que no floran al agua potable, y no usan leches o sales fluoradas, disminuyendo los deterioros dentales a la misma tasa que los que aplican flúor al agua potable.

Estos son los motivos por los que muchos especialistas recomiendan evitar el flúor en el agua potable y evitar la fluoración de la leche como políticas de salud a nivel nacional. También aconsejan privilegiar el uso de productos dentales que contengan las cantidades mínimas de fluoruro y mejorar la educación correspondiente con el cuidado y nutrición dental; por otra parte, aumentar las capacitaciones de profesionales de la salud y educación con respecto a las consecuencias negativas de la ingesta de fluoruros.

Motivos del flúor en el agua potable

Por la otra vereda nos encontramos con los defensores y las razones del porqué del flúor en el agua potable. Primero que todo hay que considerar que actualmente la caries dental es una de las enfermedades crónicas con más frecuencia en la infancia.

La fluoración del agua potable responde a los altos consumos de azúcar en los niños, como también en falta de higiene bucal en ellos mismo; asimismo los problemas de las caries se presentan como transversal en todas las edades. En efecto, la fluoración de agua potable fue considerada como uno de los grandes logros, para solucionar el problema de las caries, de salud pública en el siglo XX.

El flúor promueve el proceso de remineralización o recalcificación, logrando renovar el esmalte y prevenir la formación de caries, así entendemos por qué este elemento se utiliza en terapias de flúor dentales. En conclusión, el uso de flúor en el agua potable significó en su tiempo un avance en políticas de salud dental, pero dadas las cantidades de estudios retractores y voces de especialistas que rechazan la fluorización del agua, se hace necesaria una revisión, debate y actualización en esta materia.

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS