fbpx Siempre es tiempo para mejorar tu salud bucodental | Clínica Odontológica Everest

Noticias

Siempre es tiempo para mejorar tu salud bucodental

 

Durante la cuarentena es muy probable que descuides tu salud bucodental. Sin embargo, evitar problemas posteriores, es posible a través de simples hábitos. Clínica Everest ha desarrollado una lista de propósitos para que al volver a la “normalidad” tu boca luzca limpia, sana y bella.

 
 

1.      Higiene bucal todos los días

 

El cepillado después de cada comida es básico. Complementarlo con el uso de enjuague bucal o seda dental, lo hará aun más efectivo.

 

No hay excusas si sales de casa pues el mercado ofrece completos, económicos y cómodos kit para llevar en tu bolso o, incluso, chaqueta sin molestias ni complicaciones.

 

2.      Cambia tu cepillo como máximo cada seis meses

 

El cepillo dental, la herramienta más importante a la hora de cumplir con tu higiene bucodental, tiene un tiempo de duración. Generalmente, su uso no debe superar los seis meses, puesto que tras este periodo pierde sus propiedades mecánicas por lo que la calidad del cepillado se reduce así como su efectividad a la hora de limpiar tus dientes.

 

 

Recuerda renovar tu cepillo cada 6 meses como máximo.

 

3.      Terminar con un mal hábito muy común

 

 

Morderse las uñas puede parecer un mal hábito poco relacionado a la higiene bucodental… Por el contrario. Los químicos presentes en la saliva pueden causar serios daños a tu esmalte dental lo que, en muchas ocasiones, produce hipersensibilidad.

 

Este es, por lo general, un acto involuntario, pero existen productos que pueden ayudarte a controlarlo como esmaltes con sabores desagradables que te harán evitar llevar las manos a tu boca. Consulta a tu dentista.

 

4.      Cuida lo que comes

 

Es un hecho. Tu dieta tiene una influencia innegable en tu salud en general y también bucodental. Exceso de ácidos o azúcares, por ejemplo, aumentan la sensibilidad dental y facilitan la aparición de caries.

 

Elige siempre una dieta rica en flúor y vitaminas, muy beneficiosa para la salud de tus dientes.

 

Y para una limpieza muy sencilla a través de alimentos, zanahorias y manzanas, serán tus grandes aliadas.

 

5.      Limpieza dental profesional

 

 

El sarro es un gran enemigo para tus dientes y el cuidado diario de tu salud bucodental no es suficiente, con el paso del tiempo, para eliminarlo por completo.

 

En este caso la limpieza dental es una herramienta infalible para eliminar el sarro en un 100% y mantener así, no sólo, la salud de tus dientes sino también su estética.

 

Realizar esta limpieza al menos una vez por año permitirá que el sarro que se deposita en tus dientes desaparezca, previendo también, el mal aliento y enfermedades como las caries y gingivitis.

 

6.      Visita a tu dentista

 

 

La boca necesita el mismo cuidado que el resto de tu cuerpo. Así como realizas exámenes anuales de control de tu organismo en general, de igual manera debes hacerlo con tu boca.

 

Lo ideal es que visites a tu dentista, al menos, una vez al año para revisión y control de tu salud bucodental. De esta manera, podrás saber en qué estado te encuentras, prevenir enfermedades, efectuar tratamientos de ser necesario y recibir los consejos del especialista para mantener tu buena salud si todo está bien.

 

 

RECIBE NUESTRAS NOTICIAS