ABC de los implantes dentales

Perder una o más piezas dentales no sólo implica un problema estético sino que pueden arrastrar varios problemas de salud tanto bucodental como en el resto del organismo.

El espacio que deja la pérdida de un diente repercute en la posición del resto de los dientes lo que implica problemas en la mordida, trastornos en las encías y, más posibilidades de aparición de caries porque la higiene dental se ve perjudicada aunque, en la mayoría de l@s pacientes, es la estética la mayor preocupación. De todo lo anterior que los implantes dentales adquieran tanta importancia.

A.- La seguridad del implante dental

 

Si bien ante la pérdida de uno o más dientes existen alternativas de solución como las prótesis removibles o los puentes dentales, nada es más seguro que un implante dental, pues a diferencia de las alternativas que se adhieren a la encía o los dientes que no han caído, la prótesis dental se aferra al hueso del maxilar o la mandíbula tal cual las raíces de los dientes naturales, se genera así la denominada osteointegración que permite al paciente hablar o comer, por ejemplo, con normalidad.

B.-Costo de los implantes dentales

 

Desarrollados con materiales testeados a través de estrictos protocolos de seguridad, colocar los implantes dentales implica una intervención quirúrgica en la que participan implantólogos experimentados y se requiere de salas y equipos de tecnología de última generación. De allí, lo que se considera, su alto costo.

Si bien es cierto que los precios pueden variar entre una u otra clínica dental, hay que prestar especial atención a aquello, pues, en la mayoría de las ocasiones, costos más bajos, implican materiales, equipos e incluso, profesionales de menor calidad.

C.- Implantes dentales para toda la vida

 

Si el implante dental se realiza con el profesional y los materiales de la calidad necesaria, produciéndose así la correcta osteointegración, hasta un 90% de los pacientes conservan su implante hasta, o más, de 15 años después de su instalación. Sin embargo, en ocasiones, el implante no se une correctamente al hueso generando una enfermedad conocida como periimplantitis, infección o  inflamación crónica del tejido que rodea el implante la que, si no se trata a tiempo, puede producir la pérdida de éste.

Clínica Everest recomienda maximizar la buena higiene dental, evitar el consumo de tabaco y asistir regularmente a controles con el dentista. De esta manera se podrá asegurar al máximo la vida útil del implante.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario