Besos para una boca sana… y feliz

Los besos no sólo pueden ser una muestra de amor sino que también una herramienta muy beneficiosa para la salud bucodental.

Clínica Everest te revela algunos secretos beneficiosos de los besos que pueden ayudarte a mantener unos dientes, encías y boca saludables.

El intercambio

El intercambio de saliva que se en un beso, estimula el sistema inmunitario porque cerca del 80% de las bacterias que se generan en este acto son comunes a todo el mundo, aunque el 20% restante son exclusivas de cada persona que besa. Así, a través de un beso, se desarrollan anticuerpos para combatir las bacterias ajenas a las propias. Este proceso, se llama inmunoterapia transversal y ayuda a combatir las infecciones bucales.

La activación

Los besos activan las glándulas salivales, así aumenta el flujo de saliva en la boca y también sales minerales, electrolitos y proteínas, los que ayudan a eliminar ácidos y restos de comida, generadores de la erosión dental.  También, en especial los minerales, ayudan a la reconstrucción del esmalte de los dientes y así, combatir la caries.

¡un dolor de muelas!

 

 

Y aunque pueda sonar divertido, un beso incluso puede reducir el dolor de muelas, ya que las endorfinas que genera tienen, entre sus numerosas propiedades, la  capacidad de reducir el dolor.

Entonces, no hay duda, además de generar placer y felicidad, besar ayuda además a mejorar y mantener la salud bucodental.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario