Bruxismo: causas y tratamientos

El bruxismo, patología que consiste en apretar involuntariamente los dientes y la mandíbula, es una enfermedad que afecta a lo menos al  70% de la población, en proporciones similares a hombres y mujeres. Generalmente, aparece durante la adolescencia y excepto que se sienta un dolor muy agudo, sobre todo en las articulaciones de la mandíbula, es difícil que la persona afectada sepa que lo padece. Será un tercero quien le señale que rechina los dientes o el dentista quien lo note debido al desgaste de las piezas dentales.

¿Qué lo causa?

Todavía no existe coincidencia respecto de una única causa que provoque esta patología. Sin embargo, los especialistas coinciden en que el estrés y los trastornos del sueño, debido a que se presenta principalmente durante las noches, serían las causas principales.

Consecuencias del bruxismo

Además del dolor constante en los músculos faciales y en los dientes, y la hipersensibilidad dental, se ha descubierto que el bruxismo provoca otros trastornos como:

·       Desgaste de las piezas dentales, el que dependiendo de la intensidad de la patología, podría provocar que los dientes se astillen e incluso se rompan.

·       Expansión del dolor, ya que además de afectar la zona de la boca, puede extenderse a oídos, cabeza y cuello.

·       Problemas de sueño, pues los malestares que produce esta patología pueden provocar insomnios o sueño intermitente.

·       Trisma, se trata de un síntoma que dificulta o limita la correcta apertura de la boca y que  incluso puede generar contracturas musculares muy dolorosas.

Tratamientos

Al visitar la clínica dental, lo más seguro es que de sufrir este trastorno, el paciente sea derivado al especialista en articulación témporo mandibular (ATM), quien realizará el diagnóstico y determinará cuál es el tratamiento adecuado para tratar el bruxismo.

Entre los tratamientos más recomendados están:

  • Férula de descarga: Consiste en el uso de una prótesis, a medida, que se  ajusta a la dentadura del paciente y se coloca durante la noche. Esta férula permite relajar dientes y mandíbula evitando el rechinar de los dientes y  sus consecuencias. 

·      Rehabilitación protésica: Se usa en los casos de bruxismo más avanzados, en donde se ha desarrollado un importante desgaste dental y  disminución de la dimensión vertical que afecta a la articulación tempo mandibular. En estos casos, lo recomendable es rehabilitar a través de prótesis los dientes para recuperar su posición articular.

Clínica Everest recomienda tratar a tiempo al bruxismo para detenerlo y evitar las consecuencias que acarrea su desarrollo en la salud bucodental.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario