¿Cómo actúan los frenillos?

Los frenillos son los aparatos fijos que se utilizan en ortodoncia para corregir los defectos en la forma, posición, relación y función de los dientes y los maxilares, la cara y los trastornos funcionales de la masticación.

Entre estas anomalías, figuran la mala alineación o “apiñamiento” de los dientes, la posición adelanta o retrasada de las piezas dentales en relación a los maxilares y el desplazamiento de uno de los dos maxilares, entre las más comunes.

Los frenillos permiten desplazar de forma individual a todos y cada uno de los dientes en cualquier dirección del espacio dentro de la boca.


Edad para la ortodoncia fija

La ortodoncia fija puede realizarse a cualquier edad. No sólo por cuestiones estéticas, sino para mejorar la funcionalidad de los dientes, lo que implica corregir lo necesario para conseguir una correcta masticación; rectificar la posición de los maxilares, devolviéndoles su alineación natural; e incluso corregir defectos fonéticos causados por la mala posición de los dientes.


¿Cómo se componen los frenillos?

Los frenillos se componen de dos partes: una activa, que es la que ejerce la fuerza, y otra pasiva, encargada de transmitirla. La acción conjunta de ambas partes es la que consigue que el diente se desplace a la posición deseada.

La parte fija se compone de arcos, barras y disyuntores más otras que se añaden y modifican en función de los obletivos del tratamiento, como bandas, tubos, braces, elásticos, entre otros.


Tipos de frenillos

Actualmente existen diferentes tipos de materiales de los que están hechos los frenillos:

  • Metálicos: son los que se utilizan con mayor frecuencia, a causa de su resistencia y su menor costo económico.
  • Estéticos: no resultan tan evidentes a la vista como los metálicos y puede ser de plástico, cerámica, zafiro o policarbonato.
  • Camaleón: son transparentes y permiten un manejo más sencillo para el ortodoncista, además de reducir la duración del tratamiento.

Clínica Everest recomienda visitar al ortodoncista y evaluar con él y según diagnóstico, cuál es el más adecuado dependiendo de cada caso.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario