Enfermedades periodontales

El sangrado de las encías al cepillarse los dientes es uno de los principales síntomas de la presencia de una enfermedad periodontal, es decir, una enfermedad en las encías.

La periodontitis y la gingivitis son enfermedades propias de las encías. Lo más importante, una vez detectadas, es tratarlas a tiempo e impedir su avance el que muchas veces puede terminar en la pérdida de una o varias piezas dentales.

¿Qué son las enfermedades en las encías?

Son aquellas que afectan al periodonto que está formado por la encía, el cemento radicular, el ligamento periodontal y el hueso alveolar, es decir, las enfermedades periodontales afectan, directamente, a los tejidos que cubren, protegen y son soporte de los dientes.

Generalmente, estas enfermedades aparecen por una mala higiene bucal, la que permite la acumulación de placa bacteriana en la encía, la que con el tiempo se endurece transformándose en sarro dental. En esta etapa, la correcta higiene en casa ya no es suficiente, se necesitará de profilaxis dental realizada por un dentista, para quitar placa bacteriana y sarro e impedir que se sigan acumulando.

¿Qué es la gingivitis?

Es el estado inicial de la enfermedad periodontal. Implica la acumulación de placa bacteriana y se identifica por el sangrado de encías durante el cepillado, su enrojecimiento e inflamación.

Tratamiento de la gingivitis

Debido a que su principal causa es la acumulación de la placa bacteriana, el primer paso a seguir, es visitar al dentista y realizar una limpieza dental profesional, la que no dura más de una hora y tras la cual el dentista entregará las pautas correctas para una correcta higiene dental en casa a través del cepillado, uso de seda dental y enjuagues.

Si la gingivitis no es tratada tiempo se desarrollará la piorrea y, consecuentemente, aparecerá la periodontitis.

¿Qué es la periodontitis?

Es una enfermedad crónica que se desarrolla, principalmente, por la acumulación excesiva de placa bacteriana debajo de la línea de la encía. Afecta, principalmente, a personas adultas y en sus inicios, los síntomas, son muy similares a los de la gingivitis pero en etapas más avanzadas se presentarán movilidad dentaria (dientes sueltos) e  incluso pérdida de una o más piezas dentales.

La periodontitis crónica, es más común de lo que se cree, y se caracteriza por la formación de bolsas periodontales y recesión de las encías, es decir, pérdida o retroceso del tejido de las encías que peligrosamente puede incluso, exponer al hueso.

Otro tipo de periodontitis, es la llamada agresiva que afecta, principalmente, a pacientes entre 10 y 30 años. Sus causas son prioritariamente genéticas. Avanza rápidamente y provoca pérdida de hueso dentario y de inserción del diente. De allí que estos se “suelten” y, en muchas ocasiones, se pierdan.

Este tipo de periodontitis es localizada cuando afecta a los incisivos y primeros molares y es generalizada cuando afecta al menos a tres tipos distintos de piezas dentales.

¿La periodontitis tiene tratamiento?

Existe tratamiento periodontal. El especialista realizara un diagnóstico luego del cual se tomarán radiografías y fotografías digitales y mediciones que permitirán saber, por ejemplo, si existe pérdida de hueso dentario. También, y dependiendo del avance y gravedad de la enfermedad, se realizarán estudios específicos para detectar la presencia de bacterias y de ser así, recetar el tratamiento antibiótico correspondiente.

Con el fin de eliminar, totalmente, placa bacteriana y sarro dental se realizará un raspado y alisado radicular, también conocido como curetaje dental, con anestesia local, que limpia por debajo de la línea de la encía.

Luego de 6 semanas, el paciente deberá volver al dentista a evaluar su evolución.

En casos más graves, y para los cuales lo anterior no ha sido suficiente, se puede recurrir a la cirugía de acceso periodontal, la que permite levantar la encía para realizar una profunda limpieza subgingival.

Si existe pérdida de hueso o encía, se deberán realizar injertos.

Después de lo anterior, las visitas o controles implicarán visitar al dentista, al menos, dos veces al año.

Tips sobre enfermedades periodontales

·      El estado de las encías puede afectar la respiración y el embarazo.

·      Estas enfermedades también pueden causarlas otras enfermedades del organismo como la diabetes.

·      La prevención, en base a una correcta, completa y responsable higiene bucal, puede evitar su aparición.

·      Se recomienda realizar, al menos, una vez al año una limpieza dental profesional y visitar al dentista para control, al menos, dos veces al año.

 

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario