Implantes dentales con poco hueso

La sustitución de piezas dentales o implantología dental, puede complicarse cuando el paciente, por una u otra razón, carece de suficiente hueso para realizar el implante ya sea en la zona maxilar o en la mandíbula. Sin embargo, nuevas tecnologías, ayudan a superar este problema.

La falta de hueso en las zonas maxilar o mandibular de la boca puede tener muchos orígenes. Diabetes, osteoporosis, periodontitis o la propia extracción de una pieza pueden generar esta pérdida ósea.

Rehabilitación del hueso dental con poco hueso

Para solucionar esta falta de hueso es necesario que el paciente se someta a las técnicas de regeneración ósea disponibles en Clínica Everest y así, evitar problemas mayores. Estas técnicas de regeneración se realizan tanto a nivel maxilar como mandibular y tanto en alto como en el ancho, según las necesidades de cada paciente.

¿Cómo conseguir la altura del hueso dental?

Con el objetivo de facilitar la instalación de implantes dentales con poco hueso en la zona maxilar superior y recuperar los molares se utiliza la técnica quirúrgica conocida como elevación del seno maxilar que consiste en una sencilla intervención que restaura la membrana de Schneider, también conocida como membrana sinusal. Esta membrana se despega, levanta y rellena y de esta manera se corrige su posición con este “hueso artificial”, garantizando la correcta implantación de la pieza dental con poco hueso a sustituir después de un proceso de maduración, que varía en cada paciente.

Posterior a este periodo, el dentista realizará la medida del hueso y su consolidación, comprobando así que se encuentra en las condiciones óptimas para realizar un implante dental con poco hueso y con todas las garantías de seguridad, comodidad y eficacia.

implantologia dental

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario