Lavado de dientes en guaguas

La salud de los dientes es importante desde que nacemos. Una boca sana en una guagua ayudará al correcto crecimiento de su mandíbula y a establecer hábitos saludables a medida que crece. Por el contrario, una mala higiene bucal conducirá a infecciones y algunas enfermedades en sus primeros años que repercutirán a futuro.

Los primeros dientes

Los primeros dientes de una guagua aparecen alrededor de los 4 meses aunque en algunos casos no aparecen hasta el primer año. La mayor o menor precocidad en la salida de los dientes varía entre l@s niñ@s.  Sólo si los dientes no erupcionan cerca de los 15 meses habría que comprobar si existe algún problema subyacente.

El proceso en el cual la guagua comienza a obtener sus primeros dientes de leche se llama dentición. En algunos casos es un proceso indoloro en el que la guagua babea más o quiere morder las cosas, pero en la mayoría de las ocasiones genera dolor y las pone irritables.

La higiene bucal es necesaria incluso antes de la aparición de los primeros dientes, momento en que lo ideal es comenzar a limpiar las encías con un paño o gasa húmeda al menos una vez al día. Es importante masajear la lengua, paladar y cachetes, l@s pequeñ@s disfrutan mucho con esas sensaciones.

En cuanto a la mamadera, no es recomendable dejarla cuando la guagua está en la cuna, lo mejor siempre es sostenerla ya que la leche suele acumularse en la boca y puede provocar caries en los primeros dientes.

¿Cómo cepillar los primeros dientes?

Una vez que han salido los primeros dientes es necesario limpiar la boca al menos dos veces al día.

Los especialistas recomiendan comenzar a usar un cepillo de dientes en el primer año junto a una pasta dentífrica sin fluoruro y en poca cantidad para evitar problemas por si la guagua llegara a tragarla.

 

Existen en el mercado cepillos especiales para esta etapa de la vida: Desde dedales de silicona ideales para masajear las encías y aliviar las molestias de la aparición de los dientes hasta cepillos ergonómicos especialmente diseñados para evitar que se puedan hacer daño en la boca de la guagua.

Consejos para un mejor cepillado

·       Mantener la cabeza de la guagua apoyada sobre el brazo o el regazo. Esto evitará que se eche hacia atrás y resulte incómodo.

·       Levantar los labios con las manos para poder ver correctamente el interior de la boca. Hay zonas bucales poco visibles a las que es importante prestarle atención.

·       Usar poca cantidad de pasta de dientes. El equivalente a medio grano de arroz será suficiente y con 1000 ppm de flúor, mineral que refuerza el esmalte dental y evita la aparición de caries.

·       Procurar que el cepillo de dientes esté seco para generar menos espuma y evitar que la guagua la trague.

·       El cepillado debe realizarse 2 veces al día como mínimo y, sobre todo, antes de ir a dormir.

Es importante ir creando un hábito de higiene bucal poco a poco y en esa construcción las visitas periódicas al dentista son muy importantes. Clínica Everest invita a los padres a visitar al dentista antes de que aparezcan los primeros dientes para así aclarar todas las dudas y recibir la guía adecuada para el cuidado de la salud bucodental de l@s pequeñ@s desde los primeros meses.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario