¿Qué es una tapadura dental?

Para partir es necesario mencionar que la tapadura de muela dental puede ser evitada, y su solución es tan simple como mantener un buen hábito de higiene bucal. Como en la mayoría de los casos, sabemos lo que tenemos cuando lo perdemos, y con la buena salud dental pasa lo mismo, si supiéramos lo doloroso y complicado que es una rehabilitación dental, cumpliríamos con el cepillado después de cada comida, como tanto nos recomiendan los especialistas.   

La principal razón para recurrir a una tapadura dental (también conocida como empaste o obturación) como popularmente se sabe, son las caries (98% de los casos). Esto debido a que muchas veces se pierde parte de la pieza dental debido a la presencia de esta bacteria. Por otra parte, también es necesario ocupar una tapadura dental cuando se desgasta la pieza dental, para de esta forma sellar la dentina expuesta y reducir, de paso, la sensibilidad que este desgaste genera. 

como-prevenir-la-caries-dental-y-tapaduras

Por otro lado, si el diente presenta una área descolorida o la raíz expuesta, se puede ayudar a mejorar la apariencia cubriendo la zona con una tapadura, es decir, cumple una utilidad estética. Por último, cuando una pieza dental se agrieta, astilla o rompe, se hace necesario que una tapadura restaure este problema, para así devolver el aspecto original y la funcionalidad a la pieza.   

 

 

 

Las caries -y por ende las tapaduras- se dan más en las muelas por diferentes motivos, primero que todo es porque son los dientes que más trabajan, ya que son las encargadas de triturar los alimentos antes de tragarlos. Además, al estar mayor tiempo expuestos a los alimentos, las muelas corren un mayor riesgo de acumular restos de comida. Las otras razones tienen que ver con la forma y lugar donde se encuentran las muelas.  

¿Dolor de muela después de tapadura dental?

 

 

Lo más normal es que no exista dolor o un malestar mayor después de la tapadura, sin embargo, independiente de su intensidad, tras un empaste es imposible dejar de sentir sensibilidad en la muela tratada. Esta sensibilidad es producida por la irritación de los poros que están ramificados al nervio, irritación causada al eliminar la caries de la dentina. 

Esta sensibilidad post obturación perdura durante los primeros días o semanas, sobre todo en los casos de empastes repetidos o profundos. En los casos que el paciente continúa con sensibilidad al morder, probar alimentos fríos o calientes, juntar los dientes o tacto, pasada dos semanas, el doctor evaluará si se hace necesario un reajuste de la tapadura, u otro procedimiento, por ejemplo el tratamiento de conducto.  

De todas maneras se aconseja consultar con el especialista que realizó la obturación, cuando se presentan síntomas que el dentista no advirtió que ocurrirían, como por ejemplo la mantención de sensibilidad en la muela tratada después de 15 o 20 días. Puesto que en definitiva es el dentista quien conoce la extensión de la caries eliminada, si el empaste estaba cerca del nervio, etc. 

 

¿De qué son las tapaduras de muela?

Ya sea para pacientes adultos o en la consulta de odontopediatría, existen distintos tipos de tapaduras de muela para resolver los problemas dentales que requieren un empaste. Estos tipos de empastes también se pueden diferenciar en los que se utiliza una técnica directa: amalgama de plata y los empastes de resina compuesta e ionómero de vidrio (empastes blancos); y los que requieren una técnica indirecta: empastes de oro y porcelana (en estas tapaduras se requiere una fabricación de la pieza de restauración a medida, los que hace necesario realizar varias citas a la clínica dental.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario