¿Dolor después de una endodoncia?

Sabemos que el tratamiento de endodoncia, llamado comúnmente tratamiento de conducto por antonomasia, es la solución más eficaz y efectiva cuando las caries se complican y llegan a infectar el nervio. Se mantiene lo anterior porque el procedimiento de endodoncia se encarga de limpiar y rellenar el nervio, acabando de esta manera con los dolores provocados por extensión de la carie, pero, ¿es normal el dolor después de una endodoncia?

Pues bien, es posible que tras acabar la anestesia se presenten molestias en la pieza dental en que se practicó la endodoncia, así como también en la encía que la rodea. Estos dolores se dan debido a que el ligamento que rodea la raíz del diente se inflama durante la realización del procedimiento, inflamación que produce una sensación de “diente largo” en los pacientes.

De igual manera, al estar limpiando el tejido pulpar contaminado, en algunas ocasiones, se puede expulsar al exterior restos de tejido y bacterias, que también causan inflamación y dolor en la zona. Como ya se mencionó, estos casos de malestar tras endodoncia, si bien normales, no son obligatorios, ya que muchas personas no presentan dolores post endodoncia al ser atendidos por la especialidad en endodoncia.

¿Como calmar la inflamación después de una endodoncia?

Ya sabemos que es normal que duela después de una endodoncia, debido a las eventuales inflamaciones que pueden ocurrir, estos malestares se pueden controlar y aliviar gracias a la receta de antiinflamatorios, por ejemplo ibuprofeno, por parte del odontólogo. El dolor puede persistir hasta pasado una semana como máximo, de continuar los malestares es necesario visitar al especialista, ya que cabe la mínima posibilidad de que el tratamiento de endodoncia haya fracasado.

como-quitar-la-inflamación-después-de-una-endodoncia

Es pertinente mencionar que la inexistencia de dolor después del tratamiento de conducto, no significa el éxito en el procedimiento a largo plazo, ni viceversa, puesto que es necesario adoptar o mantener los hábitos de higiene bucal necesarios para asegurar los resultados de cualquier tratamiento dental. Sin embargo, además del uso de antibióticos o calmantes, también es recomendable para reducir la inflamación de las encías post endodoncia, mezclar agua con sal (disolver una cucharadita de sal en una taza de agua tibia) y enjuagar una o dos veces al día.

Síntomas de una Endodoncia mal hecha

Si bien, como ya mencionamos, la probabilidad de que el procedimiento de endodoncia fracase es muy baja, hay casos en los que se pueden presentar los siguientes síntomas que demuestran que el tratamiento fue mal realizado: sensación de diente tieso o apretado, persistencia del dolor o la inflamación, desequilibrio al masticar, sensibilidad al palpar ligeramente la zona tratada y dificultades en el uso de la seda dental.

Todos estos síntomas recién descritos son señal de una endodoncia mal lograda, ahora bien, la causa de este fracaso puede ser: no haber conseguido eliminar todo el tejido pulpar de manera correcta, no detectar y tratar un conducto, errores producto de no realizar las radiografías necesarias, realizar una endodoncia demasiado larga o corta, fisura o fractura vertical desatendida y no rellenar adecuadamente los conductos (error que permite que las bacterias vuelvan a colonizar la pieza dental).

En conclusión, ya sabemos que es normal que duela después de una endodoncia, pero estos malestares productos de la inflamación pueden solucionarse a lo más después de una semana, asimismo, recién vimos los síntomas y causas de una endodoncia mal realizada, de reconocer alguno de estas causas o presentar otro tipo de problema, es necesario volver a la clínica para reparar los posibles errores del tratamiento.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario