Noticias

Hábitos en la salud dental de l@s niñ@s

Incluso antes de la aparición de los primeros dientes, es necesario realizar limpieza bucal en los más pequeños. De esta manera el hábito de mantener una correcta higiene comenzará a desarrollarse tempranamente.

 

Conseguir que los primeros dientes crezcan de manera sana y correcta evitando la aparición de caries, se basará, principalmente, en inculcar una correcta higiene desde los primeros días de vida. Tras consumir leche, aun cuando los dientes no han aparecido, las encías de las guaguas deben limpiarse con una tela suave y agua fría y así, a medida que el pequeño vaya creciendo, se irán sumando nuevas técnicas para conseguir una correcta higiene bucodental.


 

Clínica Everest recomienda:

 




Visitar regularmente al dentista

 

En cuanto aparezca el primer “diente de leche”, deben comenzar las visitas al dentista, no sólo para una revisión sino también para poder aclarar todas las dudas respecto de esta etapa y recibir todos los consejos del especialista sobre cómo realizar una correcta higiene en los dientes del menor. Lo ideal es visitar al dentista cada 6 meses.


 

Cepillos y pasta de dientes

 

Elegir el cepillo y pasta de dientes correctos, será fundamental para que los dientes del pequeño se desarrollen de manera sana.

El mercado ofrece una gran variedad de estos productos. En cuanto a los cepillos siempre elegir aquellos de cerdas muy suaves y cuyo tamaño sea indicado a la edad del menor lo que se informa en el envase del producto.

En cuanto a la pasta de dientes, su elección dependerá, en gran parte, si el menor sabe o no escupir porque no debe tragar la pasta de dientes. Lo indicado es optar por dentríficos que no tengan un gran porcentaje de flúor y, en caso de que el menor no sepa escupir, será más seguro cepillar sin pasta.


 

Uso del chupete y el dedo en la boca.

 

Los menores se chupan el dedo desde que están en el útero y, al igual que el uso del chupete, son hábitos normales pero… Que no deben extenderse más allá de los 3 años.

La prolongación excesiva de estos hábitos podría provocar muchos problemas como desplazamiento de los dientes, deformación del paladar o el correcto desarrollo de la mandíbula.

Quitar estos hábitos lo más temprano posible, será lo más beneficioso para la buena salud bucodental del menor.


 

Objetos extraños en la boca

 

Es normal que los pequeños tiendan a llevarse todos los objetos a la boca. Prestar atención a este mal hábito es muy importante pues el riesgo de llevar bacterias a la boca, a través de estos artículos, es muy alto. Además, se pueden provocar fracturas o desgaste en los “dientes de leche”. Así también, morderse las uñas, puede causar en los menores bruxismo con las correspondientes consecuencias como sensibilidad dental y dolor facial.


 

Evitar el consumo de dulces y bebidas azucaradas

 

Los dulces, jugos de fantasía y las bebidas gaseosas, no son buenos para la salud dental de los menores, de allí la importancia de regular y, en lo posible, evitar su consumo o, instalar el hábito de la higiene bucal tras su consumo.

 

Clínica Everest, recuerda que será responsabilidad de los padres cuidar los primeros dientes de los menores e inculcar en ellos la correcta higiene bucodental y acompañarlos en este proceso hasta que sean capaces, generalmente alrededor de los 7 años, de realizar de manera independiente el cepillado. De esta manera, la salud bucodental de los menores estará asegurada y podrá ser el inicio de una boca sana desde sus primeros años.

 

CONTÁCTANOS
Hábitos en la salud dental de l@s niñ@s | Clínica Odontológica Everest