Noticias

Uso del ácido hialurónico en odontología

Ampliamente reconocido por sus propiedades y éxito en la cirugía estética, el ácido hialurónico también ha ganado un espacio en la odontología. Ya hace algunos años, los dentistas complementan algunos tratamientos rehabilitadores con los fillers de ácido hialurónico, rejuveneciendo la sonrisa de los pacientes.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Es un glucosaminoglicano esencial de la matriz extracelular de todos los tejidos del cuerpo. Se encuentra en mayores concentraciones en los cartílagos, articulaciones y la piel, por lo tanto, existe de forma natural en el cuerpo humano por lo que es una sustancia biocompatible que no causa problemas al aplicarse a través de inyecciones.

¿Cuáles son sus propiedades?

El ácido hialurónico tiene múltiples propiedades que lo convierten en una sustancia útil en múltiples áreas de la salud. Las más destacadas son:

  • Participa en la regeneración celular.
  • Potencia la formación estructural de los cartílagos.
  • Posee la capacidad de atraer y retener agua por lo que es un potente hidratante.

Sus usos en odontología

Gracias a los avances científicos fue posible descubrir los beneficios del uso  del ácido hialurónico en odontología para tratamientos cómo:  

 

·      Regenera de mucosa bucal y encías: El ácido hialurórico favorece la regeneración tisular de encías y la mucosa gracias a sus propiedades de regeneración celular. Disminuye la inflamación acelerando el proceso de cicatrización y disminuye el riesgo de infección tras una intervención quirúrgica.

·      Reduce el dolor en pacientes con patología de la articulación temporomandibular: estos trastornos son alteraciones funcionales que afectan al aparato masticatorio. El ácido hialurónico reduce la inflamación y el dolor gracias a sus propiedades de lubricación, mejora la función de la articulación y detiene el avance de la enfermedad.

·      Mejora el aspecto de la sonrisa: las infiltraciones de ácido hialurónico mejoran de forma inmediata el aspecto de la sonrisa y la piel que la rodea, eliminando, por ejemplo, las llamadas “arrugas de código de barras” que rodean los labios o mejorando el perfilado de los labios y el volumen de las zonas de la boca que lo han perdido con el paso del tiempo.

·      Mejora la sonrisa gingival: con una técnica muy concreta se reduce la exposición gingival aumentada, es decir, el exceso de encía del paciente, embelleciendo la sonrisa, sin necesidad de cirugías.

Muchos son los alcances del ácido hialurónico en odontología y en Clínica Everest existen los especialistas para aplicar todas las que el paciente necesite para mejorar su salud y estética bucodental.

CONTÁCTANOS
Uso del ácido hialurónico en odontología | Clínica Odontológica Everest