Trastornos Temporomandibulares

Los trastornos temporomandibulares (TTM) se pueden definir como un conjunto de condiciones dolorosas que afectan a los músculos masticatorios, a las articulaciones temporomandibulares (ATM) y a otros tejidos relacionados al movimiento de la mandíbula.(1)

Las funciones orales y periorales tienen relación directa con la sobrevivencia de una persona, por lo cual dolores y trastornos crónicos en esta área pueden afectar de manera importante la calidad de vida, ya que estas funciones no solo son fisiológicas, si no que también psicológicas y psicosociales.

 

Los TTM se presentan más frecuentemente en la población entre 20 y 40 años (2), pero pueden presentarse a cualquier edad. 


Aunque se desconoce exactamente la prevalencia, se sabe que es alta en la población general y que afecta en mayor proporción a las mujeres. (3) 

Los trastornos de la articulación temporomandibular y el dolor orofacial son patologías de origen multifactorial. Esto quiere decir que los factores que pueden generar o perpetuar estas patologías pueden ser variados, incluso a veces no pudiendo encontrar una causa identificable.

Dentro de estos factores podemos encontrar: traumatismos, malos hábitos orales, estrés, mala calidad de sueño, enfermedades de base, estilos de vida, entre otros.


Lo TTM son la causa mas frecuente de dolor no odontogénico en el territorio orofacial. 


La sintomatología de los TTM puede ser muy variada. Podemos encontrar dolor articular y/o muscular, limitación de la apertura bucal, ruidos y/o trabamientos en la dinámica mandibular, rigidez mandibular, cefaleas, otalgias, entre otros. (4) 

Dentro de los TTM de origen articular, encontramos la osteoartritis (OA), proceso crónico degenerativo que mas comúnmente afecta a las ATM, y que puede producir dolor crónico. Esta patología se caracteriza por remodelación, deterioro y abrasión de los tejidos presentes en la articulación, lo cual puede generar cambios en el patrón de crecimiento de la mandíbula y/o cambios en la oclusión del paciente



Para un adecuado diagnóstico y tratamiento de un TTM, se requiere de la evaluación realizada por un profesional especialista en esta área. Donde se recabará la historia clínica del paciente y un acabado examen físico oral y extra oral de cabeza y cuello, que involucra articulación y musculatura. Además de la evaluación de exámenes imagenológicos complementarios necesarios de acuerdo al caso.

CONTÁCTANOS
Trastornos Temporomandibulares | Clínica Odontológica Everest